Iom haZikarón laShoá velaGvurá  (Día de Recordación del Holocausto y el Heroísmo). 
Enciclopedia de la historia y la cultura del pueblo judío, E. D. Z. Nativ Ediciones, Jerusalén 1999.

En 1951 la Knéset (Parlamento israelí) determinó que el 27 del mes de Nisán del calendario hebreo sea consagrado a la recordación oficial de las víctimas del Holocausto, debido a que en ese día (que coincidió con el 19 de abril de 1943) comenzó el Levantamiento del Gueto de Varsovia. En esta fecha el pueblo judío se hermana con los seis millones de víctimas de la Shoá, los rebeldes de los guetos y los partisanos judíos.


Seguir leyendo...
Iehudá Amijái, Sagur patúaj sagur, pp. 18-19

Después de Auschwitz no hay teología:
de las chimeneas del Vaticano sube humo blanco,
señal que los cardenales eligieron papa.
De los crematorios de Auschwitz sale humo negro,
señal que Elohim aún no decidieron sobre la elección
del pueblo elegido.

Después de Auschwitz no hay teología:
los números en los antebrazos de los prisioneros del exterminio
son los números telefónicos de Elohim,
números de los que no hay respuesta
y ahora están desconectados, uno a uno.

Después de Auschwitz hay una nueva teología:
los judíos que murieron en la Shoá
se volvieron parecidos a su Elohim
que no tiene figura ni tiene cuerpo
ellos no tienen figura ni tienen cuerpo.



Traducción: Efraim Zadoff
Revisión: Florinda F. Goldberg
Levantamiento del Gueto de Varsovia
Página de heroísmo en la larga historia del pueblo judío

Lic. Rafael Winter (Rufo)

Fue un 19 de abril del año 1943.
Por calendario judío era Pesaj.
El Gueto de Varsovia se estaba vaciando. De centenares de miles que lo integraban hacia 1940 cuando los nazis lo impusieron, quedaban apenas unas decenas de miles.
No es necesario explicar a qué se debía la considerable disminución numérica.
La Solución Final –eufemismo que describe la intención de exterminio y su realización  contra el pueblo judío– estaba en marcha.
Era el principal objetivo de Hitler –aunque no siempre los textos e historiadores lo enfatizan como debiera ser– junto a otro: el "lebensraum", el espacio vital.


Seguir leyendo...
Reflexiones sobre el Holocausto
Yehuda Bauer


Última parte del discurso dado por Yehuda Bauer el 27 de enero de 1998, el día mundial de Recordación del Holocausto en el Bundestag, Cámara de Representantes de Alemania. 
Ver el discurso completo...

[...]
Ahora vuelvo a la pregunta de si hemos aprendido algo. No mucho, o así me parece. Pero la esperanza persiste, incluso entre personas traumatizadas, un grupo al cual pertenezco. Ustedes, señoras y señores, al igual que miembros de otros parlamentos democráticos, cargan con una responsabilidad muy importante – especialmente como europeos, especialmente como alemanes.
No tengo que decirles a ustedes que lo que pasó en Ruanda o en Bosnia ocurrió en la puerta contigua a la vuestra. Recordarlo, como consecuencia del Holocausto, constituye solo un primer paso. Enseñar y estudiar acerca del Holocausto y todo lo que ocurrió durante la Segunda Guerra Mundial y más adelante relacionado con racismo, antisemitismo y xenofobia – eso constituye nuestra próxima responsabilidad. Nosotros, alemanes y judíos, dependemos uno del otro para asumir esa responsabilidad. Ustedes no pueden llevar a cabo la tarea de recordar sin nosotros, y nosotros debemos estar seguros que aquí, donde surgió el desastre, está siendo construida sobre las ruinas del pasado una nueva, humana y mejor civilización. Juntos llevamos una muy especial responsabilidad frente a toda la humanidad.
Debe haber un paso más. El libro del cual hablé antes contiene Diez Mandamientos. Puede ser que deberíamos agregar tres adicionales: "Ustedes, vuestros hijos, y los hijos de vuestros hijos nunca se convertirán en asesinos"; "Ustedes, vuestros hijos, y los hijos de vuestros hijos nunca jamás os permitiréis ser víctimas"; y "Ustedes, vuestros hijos, y los hijos de vuestros hijos nunca, nunca, seréis espectadores pasivos de asesinatos masivos, genocidio o (que nunca se repita) una tragedia similar al Holocausto".
Les agradezco por su amable atención.
 
Un pensamiento sobre los negadores de la Shoá
Rabino Dr. Efraim Zadoff

La Segunda Guerra Mundial costó la vida de 49.000.000 de personas, en su mayoría civiles.
Varios pueblos y etnias fueron víctimas de estas matanzas: ...


Seguir leyendo...