BIALIK, JAIM NAJMAN (1873-1934)
Enciclopedia de la historia y la cultura del pueblo judío, E.D.Z. Nativ Ediciones, 1996.

El poeta hebreo más prestigioso de la época moderna anterior al Estado de Israel; ensayista traductor y editor. Promotor de la creación y presentación del acervo judío desde una perspectiva cultural moderna no religiosa. Nació en Ia aldea Radi, Volhyn, Rusia, en el seno de una familia pobre; quedó huérfano de padre a los siete años y se educó en casa de su abuelo, hombre pudiente y religioso. Estudió en la ieshivá (academia rabínica) de Volozhin, pero fue cautivado por el mundo de la poesía, la cultura de la Haskalá (lluminismo) y el sionismo. A los 18 años abandonó la ieshivá viajó a Odessa, que en esa época era el centro de la cultura judía moderna. Allí realizó su primera publicación, el poema El Hatzipor (Al pájaro). En 1893 contrajo matrimonio y partió de Odessa; se dedicó a la enseñanza y trabajó con su suegro en el comercio. En1900 retornó a Odessa, en la que residió hasta 1921. En 1901 apareció su primer libro de poemas y desde entonces fue denominado "el poeta de la resurrección nacional".
Los pogromos de Kishinev le inspiraron en 1903 los poemas Al Hashjita (Sobre la matanza) y Beir Ha-Haharigá (En la ciudad de la masacre) que conmocionaron al mundo judío y estimularon la organización de su autodefensa.
Jaim Najman Bialik era un erudito de la Biblia, el Talmud y los Midrashim. Con I.J. Rawnitzky compiló, tradujo del arameo al hebreo y editó una selección de leyendas talmúdicas denominada Séfer Ha-Agadá (1908-1911). Tradujo también obras maestras como Don Quijote, William Tell, Julius Caesar y HaDibbuk. En 1921-1923vivió en Berlín, fundó la editorial Dvir y empezó a compilar las obras de poetas judíos españoles medievales.
Activo sionista influido por las ideas de Ajad Ha'am, se dedicó también a fomentar el hebreo y la literatura hebrea y con ese propósito viajó a diversos países. En 1924 hizo aliá(inmigró) a Éretz Israel y se radicó en Tel Aviv.
Organizó series de conferencias dictadas por eminentes intelectuales que marcaron la vida cultural de la ciudad y contaron con un vasto público. Participó en la Comisión para la Lengua Hebrea, en la Asociación de Escritores Hebreos y en el Consejo de Gobernadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Compuso numerosas poesías para niños. Falleció en Viena, tras una operación, y fue sepultado en Tel Aviv.