Parashat Hashavúa - una introducción 

Andy Faur


¿Para qué necesitamos las parashot hashavúa? ¿Por qué todas las semanas la tradición judía nos convoca a leer y analizar una porción de un texto antiguo, extraño a veces y también dífícil de entender...?

La Torá esta dividida en 54 parashot, que se leen semanalmente y que están ordenadas de acuerdo al Lúaj Hashaná (calendario hebreo): Jaguim, años bisiestos (embolismales) y shabatot, y sus nombres provienen de la primera o una de las primeras palabras de la misma.

Lo que hacen las parashot semanales es marcarnos tiempos... tiempos de reflexión y de estudio. Separar los tiempos de rutina de los tiempos de dedicación intelectual y espiritual.

El judaísmo, a diferencia de lo que se cree comúnmente, santifica el tiempo y no los lugares ni las personas, por más importantes que éstos sean.
 
Le da importancia al Shabat, al Rosh Jódesh (inicio del mes),  a los jaguim, a la conmemoración de fechas importantes, diferencia los tiempos sagrados de los tiempos comunes... no importa en dónde éstos transcurran y también, por supuesto, le da importancia al estudio.
Cada uno de estos momentos santificados, está acompañado por un texto, una meguilá, un versículo o un mensaje. El tiempo de estudio para el judaísmo es sagrado, esencial, hay que respetarlo y santificarlo. Prácticamente no hay justificación alguna para postergarlo o anularlo (al concepto en hebreo se lo conoce como bitul torá).

A través de las parashot que publicaremos en judaismolaico.com, sus comentarios e interpretaciones, intentaremos descubrir y aprender un poco más de la interesante y rica cultura de nuestro pueblo.