TASHLIJ (תשליך: "Arrojar")
Enciclopedia de la historia y la cultura del pueblo judío, E. D. Z. Nativ Ediciones, Jerusalén 1999.

Costumbre religiosa que se practica en algunas comunidades judías a partir del s. XV, y que consiste en decir el primer día de Rosh Hashaná (Año Nuevo) una plegaria especial a orillas del mar, de un río o un pozo de agua. Si Rosh Hashaná es en Shabat, se dice Tashlij el segundo día de la fiesta. En Ia plegaria se incluyen los últimos tres versículos del libro de Mijá (Miqueas), versículos de Tehilim (Salmos) y un versículo de leshaiáhu (Isaías 11:9). Luego se recita una plegaria compuesta por Iosef Jaim David Azulái, que es un pedido a Dios para que devuelva su presencia divina (la Shjiná) a Sión, envíe la redención a los judíos y los salve de toda desgracia. En Jerusalén se acostumbraba decir Tashlij al lado de pozos de agua o del manantial de Shilóaj. 
Algunos creen que se originó en la época de Ezrá (s. V a.e.c.), quien leyó la Torá ante el pueblo en Rosh Hashaná al lado de la Puerta del Agua (Nejemiá – Nehemías 8:1-3).
El Tashlij se realiza de distintas maneras: hay quienes sacuden sus ropas al lado del rio y dicen: "...que arrojes nuestros pecados a las profundidades del mar" (Mijá 7:19). En Kurdistán los judíos realizaban el Tashlij dentro del agua.
Eliáhu de Vilna (el Gaón de Vilna) fue uno de los rabinos destacados que se opusieron a esta costumbre. 
Los judíos del Yemen, que la mayoría de sus costumbres corresponden a la Gmará, no cumplen con este ritual.


KAPAROT (כפרות: "Expiaciones"; sing. kapará - כפרה)
Enciclopedia de la historia y la cultura del pueblo judío, E. D. Z. Nativ Ediciones, Jerusalén 1999.

Costumbre antigua de algunas comunidades en la víspera de lom Kipur, consistente en convertir en víctima expiatoria a un gallo (para los hombres) y una gallina (para las mujeres), a los que se denomina Kapará. Se sujeta al ave con la mano derecha y se la revolea por sobre la cabeza, mientras se dice: "éste es mi reemplazante, ésta es mi compensación, ésta es mi expiación, este gallo irá a la muerte, mientras yo iré a una vida duradera y de paz". El animal es luego faenado y donado a los pobres. Esta costumbre recuerda al macho cabrio (chivo expiatorio) sobre el cual el Kohén Gadol (Sumo Sacerdote) confesaba los pecados del pueblo, y luego era despeñado en el desierto. Para diferenciar ambos ritos, se utiliza un gallo, que no era apto para los sacrificios. Algunos de los rabinos, como Shlomó ben Avraham Adéret - RASHBA, Moshé ben Najmán – Najmánides y Iosef Caro, se opusieron a esta costumbre por considerarla una superstición, aunque fue aceptada en muchas comunidades. Hay judíos religiosos quienes sustituyen el ave por una donación y cambian el texto diciendo "…este dinero irá para tzedaká (beneficencia)…".