Bienvenida al mundo - ceremonia judía laica humanista

La ceremonia judía laica humanista en honor de un bebé recién nacido es una "bienvenida" en la que celebramos la llegada de un nuevo miembro de la familia y del pueblo a nuestro mundo. Esta ceremonia es la expresión de nuestra pertenencia a una cultura y a un pueblo. Por eso es que tiene varias dimensiones – la familiar, la social-comunitaria y la cultural-nacional. Al igual que otras ceremonias, también ésta invita a los padres a considerar y expresar su pertenencia a la cultura judía en el pasado, el presente y el futuro
La tradición judía sugiere para los varones realizar la ceremonia del Brit Milá (circunsición), que implica una manifestación pública de ingresar al Pacto de Abraham. La ceremonia relativa al nacimiento de una mujer era más restringida y en ella generalmente participaban sólo mujeres. En el presente se acostumbra realizar una Simjat Bat, festejo por el nacimiento de la beba.
En el judaísmo laico humanista, uno de cuyos pilares centrales es la igualdad de género, se realizan ceremonias que reflejan esta concepción. Al tiempo que consideramos que la decisión sobre la realización del Brit Milá / circunsición a los hijos varones es responsabilidad de los padres, es importante la realización de ceremonias de Bienvenida al mundo  a mujeres y a varones, que manifiesten la  presencia simbólica de un pacto –Brit milim– entre los recién nacidos, sus familias, su comunidad y el pueblo judío y su cultura. Esta ceremonia, en la cual los padres anuncian en público el nombre del bebé, es también para ellos un acto de reafirmación de su pertenencia al pueblo judío.